Las Pirámides de Guiza

Nadie ve Egipto hasta visitar las pirámides, y nadie visita las pirámides hasta estar en Guiza. El famoso complejo de tres pirámides de piedra y la Gran Esfinge de Guiza se convirtió en uno de los símbolos clásicos de Egipto.

EI rey Keops de la 4ª dinastía eligió la planicie de piedra caliza de Guiza como el sitio más adecuado para su monumento funerario, aunque su padre Snofru, fundador de la dinastía, había optado por Dahshur, más al sur.
 
En verdad, la vista actual desde Guiza es tan majestuosa como en la antigüedad, pero la principal razón de su elección fue probablemente práctica. La piedra caliza es disponible en Guiza y, al igual que la piedra blanca y de alta calidad necesaria para cubrir la pirámide y realizar los delicados trabajos de relieve, se puede extraer fácilmente de la cantera de Tura, del otro lado del Nilo. Considerando la grandiosidad del monumento concebido por Keops, estas consideraciones eran de gran importancia.
 
La pirámide de Keops es la más grande y más al norte de las tres. En la antigüedad clásica era considerada una de las siete maravillas del mundo, la única que sobrevivió. Con el tiempo perdió el vértice afilado y todo el revestimiento; sufrió intentos de acceso usando explosivos y fue objeto de perforaciones con la esperanza de descubrir cámaras aún no detectadas. En tiempos modernos se aplicaron muchos métodos científicos con el mismo fin. La cámara mortuoria de granito, cerca del centro de piedra maciza de la pirámide, se puede alcanzar a través de la gran galería ascendente, de 11 m de alto. Dos recintos adicionales, uno tallado en la roca debajo de la pirámide, estaban destinados al sepelio del rey pero fueron abandonados porque el plan de construcción se alteró dos veces. La cámara mortuoria contiene aún el sarcófago de granito pulido de Keops, que es liso, rectangular y sin inscripciones. Nunca se encontró su tapa, ni otra clase de menaje funerario.
 
Los constructores tomaron muchas medidas para evitar el acceso después del sepelio. Dos enormes bloques de granito sellaban por completo el pasillo ascendente que conducía a la gran galería. De hecho, los ladrones que excavaron pacientemente su propio camino en la estructura de la pirámide, debieron atravesarlos para acceder a la gran galería. Los visitantes actuales entran a la pirámide a través de esta abertura de los ladrones, mientras que la entrada original, más alta, está sellada porque conduce, a través de un largo pasillo descendente, a la cámara mortuoria subterránea planificada originalmente, que nunca se terminó.
 
EI sucesor de Keops, Djedefre, eligió ser sepultado más al norte, en Abu-Rawash, pero después de él, tanto Kefren como Micerino volvieron a Guiza para construir la segunda y la tercera pirámides que completan el complejo.
 
El monumento de Kefren se identifica fácilmente por las piedras que lo revisten, aún adheridas a su vértice afilado. La pirámide de Micerino, mucho más pequeña, estaba terminada cuando el rey murió, y el revestimiento de granito la cubre parcialmente.
 
A las tres pirámides se entra por la cara norte, y un templo funerario cierra la cara este.
 
Dos botes reales desmantelados fueron descubiertos casualmente en fosas que flanquean la cara sur de la Gran Pirámide. Son de madera de cedro importada del Líbano y se preservaron en excelente estado. Uno de ellos fue vuelto a armar y se exhibe cerca de su lugar de descubrimiento; el segundo fue dejado en la fosa. Estos botes se relacionan directamente con los funerales de Keops, si bien no es claro su significado exacto. Son los modelos más grandes y mejor preservados de embarcaciones antiguas conservados hasta el presente.
 
Largos trayectos conducían hacia el este, desde los templos funerarios hasta el borde de la zona de cultivos. Allí se construyeron los templos bajos. EI templo de Kefren, en forma de T, fue construido en piedra caliza y adornado con granito negro. Las paredes y los pilares de granito monolítico en el interior contrastan con el pavimento de alabastro traslúcido. Algunas estatuas del rey, de diorita verde oscuro, están cerca de las paredes; la más famosa representa a Kefren en el trono, bajo la protección del dios halcón Horus. EI dios, en su forma animal, se posa sobre el respaldo del trono al nivel de la cabeza del rey, al que abarca con las alas desplegadas. La estatua se exhibe en el Museo de EI Cairo.
 
La Gran Esfinge forma parte del complejo funerario de Kefren. Cuerpo de león con cabeza de rey (el tocado nemes, la falsa barba y el uraeus-cobra) esculpido en una veta de piedra caliza autóctona. Aún se pueden discernir algunos colores originales del tocado y las cejas. La esfinge representa a Kefren como guardián de su propio monumento. Parte de la cara, incluida la nariz, fueron dañadas deliberadamente. La falsa barba se cayó y hoy se conserva en el Museo Británico. Ya en la antigüedad se había olvidado el verdadero significado de la esfinge; durante la 18ª dinastía y después se creía que representaba al dios Horemahet, y se construían templos cercanos para su culto. La Gran Esfinge de Guiza es la más antigua y grande de su clase, precursora de otras popularizadas más adelante. Actualmente se excava el templo bajo de Keops debajo de la moderna aldea de Nazlat, mientras que el de Micerino aún está parcialmente sepultado bajo un cementerio musulmán.
 
Los miembros de la realeza y la aristocracia de la 4ª dinastía optaron por construir sus tumbas cerca de las pirámides reales, esperando poder participar en las ofrendas funerarias elevadas a los reyes muertos, y servirlos en el más allá. Estas tumbas eran pirámides pequeñas (en el caso de las esposas e hijas de reyes) o mastabas. En periodos posteriores se construyeron tumbas adicionales junto a los sitios funerarios originales. La imperecedera santidad y prestigio del lugar atraían a los dignatarios.
 
Al este de la pirámide de Keops se encontró sellada e intacta una tumba tallada en la roca, que contenía el rico menaje funerario (hoy en el Museo de Egipto) de la reina Heteferes, madre de Keops y esposa de Snofru. Sorprendentemente, el sarcófago de alabastro estaba vacío.
 
Excavaciones recientes en Guiza revelan algunos restos de las humildes viviendas de los trabajadores que construían las pirámides, así como algunas de sus tumbas.
 
 
Reserva ahora:
 
Contacto

Nombre

Email

Móvil

Adultos

Niños

Fecha de llegada

Fecha de salida

Nacionalidad

Comentario

 

Petición especial

Ofertas especiales
Skype Me™! FaceBook Twitter flickr youtube google + tripadvisor wordpress blogspot onlinepayment http://www.safinatours.com/ onlinepayment